¿Qué es el malware?

¿Qué es el malware?

Creo que en este punto usted ya está consciente de las muchas actividades que realiza en línea en su día a día. De hecho, más fácil que enumerar todas las actividades que realizamos a través de la web usando un dispositivo móvil, creemos que sería más fácil nombrar aquellas que aún no hemos virtualizado… como lavarnos los dientes, por ejemplo.

Para bien o para mal, hoy en día prácticamente todo se hace en línea: compras, pago de facturas, trabajo, ocio y diversión, y para este fin su computadora, su tableta y hasta su teléfono deben registrar toda la información sobre usted.

Y aunque esto puede ser muy conveniente (pagar todo solo con hacer un par de clic al mismo tiempo que se prepara un café), una vida así de “virtual” también abre las puertas a grandes peligros.

No hace falta que enfaticemos que en esta vida, siempre hay personas con malas intenciones que están dispuestas a usar cualquier medio para robar, estafar, o tener acceso a toda su información para así sacar su dinero de su cuenta bancaria e incluso su identidad.
El malware accede a la información personal

Es el nuevo tipo de asalto. Desde que comenzó la pandemia, casi todos nos hemos olvidado de los asaltos en las calles – los carteristas prácticamente son una raza de delincuentes extinta.

Desafortunadamente, los nuevos delincuentes usan métodos mucho más sofisticados para apropiarse de los bienes ajenos, y muy pocos de nosotros estamos realmente preparados para defendernos.

Uno de esos nuevos métodos es el malware. Y dado que el conocimiento es poder, con este artículo queremos dar a conocer los diversos y más comunes tipos de malware que existen.
Diferentes tipos de malware

Y más importante aún, queremos recomendarle algunas maneras prácticas para que se mantenga seguro.


Definamos que es el Malware

En palabras breves, un malware es un programa o software maligno cuyo objetivo es realizar acciones dañinas en un dispositivo o sistema informático de forma intencionada y sin el conocimiento del usuario.​

Hay muchos tipos de malware y escuchamos de ellos todo el tiempo, pero lo importante es saber cómo funcionan y cómo mantenernos protegidos.

¿Qué tipos de malware existen?

Estos son algunos de los tipos de malware más comunes a los que se enfrenta constantemente en línea:

Virus

Empecemos por un concepto que todos hemos escuchado o incluso usado alguna vez. Un virus es una secuencia de código malicioso que se aloja en fichero ejecutable, conocido también como huésped. Cuando se ejecuta el fichero, en consecuencia también se ejecuta el virus.
Los virus tienen la capacidad de reproducirse por replicación

El mayor problema de los virus es que, como su nombre lo sugiere, tienen la propiedad de propagarse por reproducción dentro de la misma computadora, tal y como ocurre en su oficina cuando alguno de sus colegas pesca un resfriado.

Troyano

Los troyanos también son, desgraciadamente, muy comunes. Se trata de programas que se disfrazan bajo una apariencia inofensiva (de allí su nombre como en la historia del Caballo de Troya). Los troyanos pueden tener un sinfín de funcionalidades maliciosas ocultas.
Los troyanos se hacen pasar por útiles

Por lo general, la funcionalidad más usada por este tipo de malwares suele permitir el control de forma remota del equipo e incluso la instalación de puertas traseras que permitan conexiones no autorizadas por el usuario en el equipo.

A diferencia de los virus, los troyanos no tienen la capacidad de reproducirse, pero no por eso dejan de ser peligrosos.

Adware

Un tipo de malware demasiado común, y demasiado molesto. Los adwares están diseñados para mostrar publicidad no solicitada de forma intrusiva provocando molestias a los usuarios de los dispositivos.  La mayoría de estos malwares llegan con el propio consentimiento del usuario que instala algunos programas gratuitos y acepta a cambio ver publicidad.

En muchas ocasiones, el usuario está consiente la publicidad al instalar el programa. Sin embargo, muchos de estos programas ocultan los términos de uso para así poder espiar y robar información una vez que son ejecutados.
El adware llega con el consentimiento del usuario

Spyware

Sin duda alguna, uno de los tipos de malware más temidos y más difíciles de detectar.

Se encargan de robar la mayor cantidad de información disponible en el ordenador: contraseñas, números de tarjetas de crédito, direcciones de correo electrónico e incluso la información de su historial.

Algunos tipos de programas spyware recolectan la información de su navegación mediante cookies de terceros o atajos o aplicaciones instalados en la barra de herramientas de sus navegadores web.
El spyware vende la información

Toda esta información puede ser vendida a delincuentes que pueden hurtar su identidad o vaciar sus cuentas bancarias, o a compañías que quieren personalizar sus anuncios para así enviarle ofertas “súper personalizadas” a las que le resultará difícil resistir.

Ransomware

Una de las mayores amenazas de nuestros tiempos.

En pocas palabras, se trata de un software que afecta gravemente al funcionamiento del ordenador u ordenadores infectados, ya sea dañándolos o cifrando el disco duro.

Por lo general, un ransomware ofrece al usuario la posibilidad de comprar la clave que permita recuperar la información.

El ransomware mantiene tu información como rehén

En los últimos años, se ha visto un incremento de ataques con ransomware a grandes compañías, pero eso no quiere decir que los usuarios individuales estén a salvo de las personas malintencionadas.

Entonces, ¿Cuál es la mejor manera de protegerse contra el malware?

El paso número uno hacia la protección es reconocer la existencia del peligro. Los ataques con malware son cada día más complejos y sofisticados, así que la solución debe ser igual de avanzada.
Cómo protegerse del malware

Entonces, esto es lo que puede hacer:

  • Manténgase alerta.
    El malware a menudo penetra en su red o dispositivo disfrazado de otro programa. Este puede ser un anuncio tentador en línea, un correo electrónico con una mega oferta de trabajo… o cualquier otra “atractivo anzuelo”.  La recomendación en cualquier caso es la misma: si no está 100% seguro de que el anuncio o mensaje provenga de una fuente confiable, o si el correo electrónico viene de una dirección sospechosa, no lo abra.
  • Mantenga su software actualizado.
    Las actualizaciones no solo están ahí para causar molestias y retrasarlo con sus actividades diarias. Hoy en día, la mayoría de las actualizaciones no se envían para realizar grandes cambios estético en los sistemas operativos, pero sí para eliminar fallas de seguridad, así que no descuide ni postergue por mucho tiempo las actualizaciones.
  • Invierta en un buen antivirus.
    No opte por alguna de “versiones gratuitas en línea“. Los antivirus reales funcionan sobre la base de actualizaciones en tiempo real, por lo que pueden responder a amenazas más nuevas y más difíciles.
  • Utilice una VPN.
    En la vida, así como con la tecnología, resulta mucho más fácil prevenir un problema que lidiar con las consecuencias. Nadie podrá descifrar su disco después de un ataque de ransomware, pero usted puede evitar que eso ocurra.  Una buena VPN lo ayudará a evitar peligros en línea, y algunos de las mejores VPNs del mercado incluso vienen con protección especial contra malware.

El número de VPNs es abrumador
¿No está seguro de cuál elegir?

Para terminar…

Al hacer uso de la tecnología, también nos exponemos a sus peligros.

El mundo está lleno de personas inescrupulosas que se ganan la vida haciendo daño. Los cibercriminales no descansan, y usted debe cuidarse las espaldas.

Saber sobre los peligros potenciales a los que se enfrenta cada vez que usa su dispositivo móvil o computadora es el primer paso. Ahora, debe avanzar y tomar las medidas de protección adecuadas para evitar ser víctima de algún ataque con malware.

Deje una respuesta

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments