La pandemia de Covid-19 ha supuesto un reto para todos los centros de enseñanza que se han visto obligados a implementar medidas que permitan a los estudiantes tener acceso a la educación a distancia.

La Universidad de Huelva, como muchos otros centros educativos, ha puesto a disposición de los usuarios una VPN mediante la cual los estudiantes pueden interactuar a distancia como si estuvieran en la red informática de la propia universidad.
Universidad de Huelva Logo

Esto permite a los estudiantes tener acceso remoto a todos los servicios y aplicaciones que ofrece la universidad, evitando el acceso presencial.

Los estudiantes que quieran acceder a los servicios electrónicos que ofrece la Universidad de Huelva tienen que instalar una VPN y, a través de la misma, conectar con la Universidad de Huelva cada vez que sea necesario. Una vez instalada la VPN habrá que configurar la misma en función del sistema operativo concreto que cada estudiante tenga instalado en su ordenador.

El uso de una VPN en la Universidad permite a los estudiantes acceder a su aula de forma virtual, como si estuviera de forma presencial en la misma, así como tener acceso remoto a la red de la propia universidad y a sus recursos electrónicos, como la biblioteca de la universidad ( lo que permite consultar libros electrónicos, revistas electrónicas, bases de datos, etc.,) desde cualquier ordenador que disponga de conexión a internet y tenga debidamente configurada la VPN de la Universidad.

La crisis del Covid-19 ha puesto de manifiesto la necesidad de utilizar todas las herramientas digitales que permitan a los alumnos acceder a la enseñanza a distancia desde casa, abriendo la puerta a una enorme cantidad de nuevas posibilidades que los centros educativos tienen que aprovechar, no solo para enfrentarse a la actual crisis sanitaria sino para aprovechar al máximo los recursos que los medios digitales ofrecen a los estudiantes de cara al futuro, con objeto de implantar una enseñanza virtual de calidad, accesible a todos los estudiantes desde cualquier rincón del mundo.

La educación usando recursos virtuales tiene una enorme ventaja en cuanto a la flexibilidad que supone para los estudiantes y el acceso de los mismos a las aulas universitarias. Pero para ello es necesario que las administraciones públicas y los sistemas educativos se impliquen al máximo para implementar la infraestructura necesaria para que la educación virtual se desarrolle con las máximas garantías.

En este aspecto, un requisito básico es contar con una VPN de calidad, que facilite a los estudiantes el acceso a los recursos de los centros educativos con plena garantía de éxito, así como la formación de docentes y estudiantes para que sepan aprovechar al máximo las posibilidades de esta nueva modalidad de estudio.

Dejar una respuesta