Bittorrent y VPN: Descargas sin Preocupaciones

El Internet de hoy no sería lo mismo sin el Bittorrent. Después de una introducción tormentosa, el software de descarga se convirtió rápidamente en la herramienta de referencia para muchos usuarios, a pesar de algunas leves preocupaciones de seguridad. El uso de un servidor VPN para Bittorrent erradica esas preocupaciones, ya que hace que el uso de este tipo de software sea seguro, eliminando por completo cualquier vacío relacionado a la privacidad. Entonces, ¿es una VPN para Bigtorrent la solución ideal?

¿Bittorrent?

Para entender el Bittorrent en contexto, tenemos que volver al año 2006. Alrededor de ese momento, el software de descarga era bueno para el setenta por ciento del tráfico total en línea. ¿Por qué? El Bittorrent era rápido, fácil y les dio a los clientes acceso a contenido que de otro modo no estaría disponible. Fue construido en 2001 como una red de igual a igual por el programador Bram Cohen, quien, incluso en la universidad, trabajó en una solución para compartir rápidamente archivos grandes entre computadoras, algo que no existía en ese momento.

Su solución era almacenar contenido en una computadora y descargar pequeños paquetes de información al mismo tiempo, un enfoque diferente al de descargar muchos archivos grandes a la vez, que era la práctica común en aquel entonces. Cohen también dividió archivos grandes en partes más pequeñas, y las computadoras los descargaron de otras computadoras en la red más grande de usuarios de Bittorrent. Simultáneamente, estos pequeños archivos se ofrecieron a otros usuarios, creando un flujo constante y rápido de bits de información hacia y desde varias computadoras. Esta configuración permitió que las personas con conexiones más lentas desempeñaran un papel en el intercambio: siempre y cuando un solo archivo tuviera suficientes computadoras que se lo ofrecieran a otros, el archivo llegaría a una computadora que lo solicitara.

Hoy en día, el Bittorrent ya no alcanza ese umbral estelar del setenta por ciento, pero sigue siendo bastante popular, a pesar del aumento de los servicios legales de transmisión como Netflix (e incluso menos legales como Kodi), y la aparición de la protección legal contra las descargas ilegales.

La Desventaja: Una IP Expuesta

La represión de los legisladores sobre las prácticas de descarga ilegal trajo un punto débil a la luz: el Bittorrent no protege las direcciones IP de los usuarios en la red, por lo que estas quedan expuestas ante personas con intenciones dudosas, y peor aún, esto permite rastrear y enjuiciar a los usuarios que descargan el contenido para compartirlo sin pagar las tarifas correspondientes.

VPN para Bittorrent

Por supuesto, este peligro no detuvo en ninguna manera el número de descargas, ya que Internet siempre tendrá nuevas lagunas para eludir las leyes de derechos de autor. El uso de un servidor VPN es una de estas lagunas: Una conexión VPN conecta una dirección IP falsa a sus actividades en línea, configurándola para descargas sin preocupaciones. Además de esto, algunos de los mejores proveedores de VPN en el mundo ofrecen un Killswitch que sirve para cortar automáticamente la conexión de su computadora a Internet en el caso de que su conexión VPN falle o se rompa. Además, los servicios de conexión VPN ofrecen un cifrado para proteger aún más sus datos. Algunos VPN gratuitos están disponibles, pero no recomendamos su uso ya que son limitadas en muchas opciones de ajustes y de seguridad.

No todos los proveedores de VPN permiten el uso de Bittorrent, y no siempre contiemplan política de no registro. Le recomendamos que se tome un tiempo para elegir un proveedor de VPN si planea usar Bittorrent. Nuestro artículo con las reseñas de los mejores proveedores de VPN para Bittorrent puede serle útil en su búsqueda