Los problemas de privacidad debido a las decisiones gubernamentales, las aplicaciones malintencionadas diseñadas para espiarnos, y las redes sociales que venden nuestros datos no son las únicas amenazas a los que los usuarios de teléfonos inteligentes se enfrenta. Ahora, se ha descubierto una nueva amenaza: los puertos de carga USB de los aeropuertos pueden no ser tan inofensivos como parecen.

Comodidad vs Riesgo

Si alguna vez ha viajado en avión, conoce la presión que las compañías aéreas imponen para que los pasajeros lleguen a tiempo. Esto hace que muchas personas pasen mucho tiempo en el aeropuerto. Y, el en 2019, una larga espera significa mucho tiempo dedicado al teléfono. Grandes pantallas, gran diversión, ¿verdad? El único problema es que cuanto mayor sea el tamaño de las pantallas, menor será la duración de la batería de los teléfonos. Debido a esto, la búsqueda de los puestos de carga se incremente, y provoca que los pasajeros estén dispuestos a conectar sus teléfonos a cualquier cosa que puedan encontrar. Ya sea un enchufe convencional o un puerto de carga USB. Pero todo esto conlleva un riesgo.

En una entrevista con Forbes, Caleb Barlow, vicepresidente de X-Force Threat Intelligence de IBM Security, dijo que no deberíamos conectar nuestros teléfonos a los puertos de carga USB ya que estos son capaces de transferir datos. Los hackers pueden programarlos para instalar softwares maliciosos en su teléfono. Estos softwares, en pocas palabras, podrían ser usados para robar datos personales, como contraseñas e información bancaria. Si esto le parece alarmante, le recomendamos leer este artículo de IBM. Según su investigación, la industria del transporte aéreo es la segunda industria más atacada en Internet.

Cómo prevenir los ataques a través de los puestos de carga USB

La forma más fácil de evitar estas amenazas es usar solo los tomas de corriente convencionales. De esta forma, estará utilizando el cargador de su teléfono, que no se puede programar. Otra forma es invertir en un batería o un cargador portátil. Con esto, la única condición es recordar cargar la batería o el cargador portátil con anticipación. Si no puede evitar la necesidad de conectar su dispositivo a un puerto de carga USB, es posible que encuentre esta herramienta muy útil, ya que evita que los datos sean transferidos a través de los puestos de carga USB. Esto hará que usted pueda enchufar su teléfono sin preocupaciones.

Amenazas relacionadas con los viajes

Carleb Barlow continúa explicando que los puertos de carga USB no son la única amenaza. Muchos hackers dejan intencionalmente memorias USB o MicroSD y cables de carga de Apple sin supervisión. Esto hace que la gente piense que alguien los olvidó, pero no se trata de accesorios regulares. Han sido programados para robar silenciosamente sus datos mientras estén conectados a su dispositivo. Desafortunadamente, aunque los puertos de carga USB son muy útiles para transferir datos y energía, son muy inseguros.

Pero las amenazas no provienen exclusivamente de estos componentes físicos. El Wi-Fi gratuito que ofrecen muchos aeropuertos puede ser fácilmente atacado. Esta es la razón por la que nunca debe usar la banca en línea mientras esté haciendo uso de una conexión Wi-Fi pública. Y siempre lo más recomendable es usar una VPN, que crea una conexión segura y privada a Internet. De esta manera, nadie podrá espiarle. Para obtener una lista de las mejores VPN del mercado, haga clic aquí.

Manténgase Informado

Vivimos en una era en la que todos nuestros datos privados pasan a través de nuestro teléfono, y es muy importante saber cómo defendernos. Si bien una VPN puede hacer la mayor parte del trabajo por nosotros, debemos saber que hay otras amenazas de las que debemos estar conscientes. Si desea mantenerse al día con las últimas noticias de privacidad, ¡manténgase siempre informado con nuestro blog!