Face App ha causado una gran controversia de seguridad

Ya casi nadie recordaba la app de origen ruso que era capaz de modificar una selfie para intercambiar tu género y hacerte parecer más joven o mayor. Sin embargo, gracias a un desafío viral, esa misma aplicación ha tenido un regreso majestuoso. Face App ha visto en las últimas semanas como celebridades y personas normales han subido miles de fotos por segundo a su plataforma. Y lo mejor de todo es que usarla no tiene costo. Pero como en todo lo relacionado al mundo de la seguridad y privacidad digital, lo que debemos preguntarnos es: “¿cuál es el truco?”

Reconocimiento Facial, Face ID y FaceApp: Una Combinación Peligrosa

La aplicación utiliza un nuevo y mejorado algoritmo de reconocimiento facial que permite que sus usuarios agreguen un par de décadas de edad a su rostro. Gracias a Face ID, la tecnología de autenticación biométrica de Apple, los resultados son bastante sorprendentes. Pero, ¿a qué hay que temerle? El mayor indicador de riesgo es que Face App es una aplicación rusa. Esto hace que los planteamientos y  preocupaciones con respecto a su política de privacidad sean considerables.

Un desarrollador llamado Joshua Nozzi publicó un par de tweets diciendo que la aplicación roba y carga todas las fotos de la galería de los usuarios una vez que estos le han otorgado acceso al contenido multimedia del teléfono. Después de que la historia fue recogida por los principales medios de comunicación, se desató el infierno. Desde entonces, Joshua retiró su acusación y se disculpó diciendo que no había evidencias de este comportamiento. Aún así, este tipo de ‘eventos’ nos pone en alerta y nos indica que es muy importante prestar atención a la política de privacidad de la aplicación.

Una Selfie como modo de asalto a su información privada

Resulta muy interesante ver qué aplicación de Face App esconde mucha información en sus políticas y contratos. Al revisar su política de privacidad, está bastante claro que los desarrolladores de la app buscan obtener los datos de sus usuarios, todos los datos posibles, sin excepción.

El término de servicio de la aplicación dice: “Usted otorga a Face App una licencia perpetua, irrevocable, no exclusiva, libre de regalías, mundial, totalmente pagada, transferible y sublicenciable para usar, reproducir, modificar, adaptar, publicar, traducir, crear trabajos derivados desde, distribuir, ejecutar públicamente y mostrar su Contenido de usuario y cualquier nombre, nombre de usuario o imagen proporcionada en relación con su Contenido de usuario en todos los formatos de medios y canales ahora conocidos o desarrollados posteriormente, sin compensación para usted”. Suena mal, ¿verdad?

Y no solo eso, la política de privacidad establece que también examinarán el historial de su navegador “para ayudar a medir el tráfico y las tendencias de uso”, aunque de forma anónima.

La respuesta de Face App a la controversia

El portavoz de la aplicación de intercambio de rostros dijo que “la mayoría del procesamiento de fotos se realiza en la nube, pero que de ninguna manera la aplicación carga todas las fotos de la galería de sus usuarios a la vez. No solo eso, las imágenes se eliminan en 48 horas para ahorrar espacio (y una tonelada de dinero) en los servidores de la aplicación.” Además, la aplicación funciona incluso si no inicia sesión, y según los datos de la compañía, el 99% de los usuarios jamás se registra ni inicia sesión. “Por lo tanto, no tenemos acceso a ningún dato que pueda identificar a una persona”, continúa. Con respecto a lo que hacen con los datos de los usuarios, afirman que “no venden datos a terceros ni los transfieren a Rusia”.

Aún así, muchos sienten que esta respuesta no aborda muchas otras preocupaciones. ¿Qué pasa con el derecho de la aplicación a usar sus datos? ¿Qué pasa con la terminología vagamente utilizada en los Términos de Servicio de la aplicación? Una investigación de The Independent encontró que este tipo de terminología es muy común dentro de tales aplicaciones. ¿Debería esto hacernos sentir un poco más seguros o un poco menos violentados?

FaceApp y las preocupaciones de privacidad: ¿Sólo una historia exagerada?

Aunque ésta muy bien podría ser solo una historia exagerada, creemos que el problema es mucho más profundo de lo que pensamos o hemos visto con respecto a Face App.  Si ese tipo de redacción es estándar en la mayoría de las aplicaciones de este tipo, es mucho más importante que todos seamos muy cautelosos en cuanto a cómo regalamos nuestros datos. En pocas palabras, nuestros datos personales son más importantes que un par de likes en Instagram o Facebook.  Entonces, nuestra recomendación es que tenga mucho cuidado ¡Nunca se sabe dónde podrían terminar sus datos ni lo que las personas malintencionadas podrían hacer con ellos!