El 26 de marzo del 2019, el Parlamento Europeo aprobó el Artículo 13, ahora denominado Artículo 17. En una primera votación, se rechazaron las enmiendas individuales a la directiva sobre los derechos de autor por una mayoría de 5 votos. Un total 317 personas votaron en contra, mientras que 312 votaron a favor. En la segunda votación, se hizo oficial la adopción de la directiva sobre los derechos de autor sin enmiendas: 348 personas votaron a favor, mientras que solo 274 votaron en contra.

¿Qué es el Artículo 13?

El artículo 13 (ahora artículo 17) forma parte fundamental de la Directiva de la Unión Europea sobre los derechos de autor en el mercado único digital. El objetivo de esta directiva es evitar que el contenido con derechos de autor se publique en línea sin los permisos o licencias adecuadas. El Artículo 13 deja claro que las plataformas virtuales de reproducción de contenido deben eliminar todo el contenido con derechos de autor. Las plataformas tienen que regular esto a través de un filtro de carga.

¿Qué va a cambiar?

Muchas personas le tienen miedo a este filtro de carga, y los motivos son justificables. El problema con los filtros de carga es que no pueden, ni podrán en ningún momento, distinguir entre la infracción de derechos de autor y el uso justo. Esto amenaza la libertad de Internet, así como el funcionamiento óptimo de las pequeñas plataformas que no pueden permitirse los costosos filtros de carga.

¿Todavía podemos hacer algo en contra del Artículo 13?

Ahora que el Parlamento Europeo aprobó la ley, ésta será enviada al Consejo, que tiene que adoptarla formalmente. Esto probablemente ocurrirá el 9 de abril. “Sin embargo”, señala la eurodiputada Julia Reda, “Alemania, cuyo ministro de Justicia se ha manifestado en oposición a los filtros de carga, aún podría retirar su apoyo, lo que haría que una mayoría fuera improbable y, por lo tanto, conduciría a más negociaciones después de las elecciones de la UE en mayo”. El sitio web fosspatents.com lanzó un plan detallado sobre cómo prevenir que el Artículo 13 se ponga en marcha a través de la presión del gobierno alemán para evitar la adopción formal por parte del Consejo de la EU.

¿Qué pasa si todos los esfuerzos fallan?

Si no se evita que el Consejo de la UE adopte la directiva sobre los derechos de autor, tendremos que lidiar con los temidos filtros de carga. Esto significa que no se podrá cargar contenido con derechos de autor, incluso si éste incluye un uso justo. Para poder seguir cargando lo que los usuarios deseen, se podrá hacer uso de una VPN para evitar el bloqueo geográfico. Si utiliza un servidor fuera de la UE, no se tendrá que lidiar con los filtros de carga. ¡Problema resuelto!